Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


Alguazas expresa su devoción a la Purísima con ofrenda floral, misa y procesión

La advocación mariana, instituida en la localidad a principios del siglo XVIII, es venerada en su víspera y día grande en el Templo Parroquial de San Onofre de la población.

Un gran número de devotos del municipio de Alguazas han rendido tributo de veneración a la Purísima Concepción con motivo de su festividad. Los eventos que componen esta secular devoción –que se remonta en la localidad desde inicios del siglo XVIII- comenzaron la víspera del día grande de la Inmaculada con la tradicional ofrenda realizada a la advocación mariana, evento éste que posee la peculiaridad de que cada madre dona una flor por cada uno de sus hijos y/o ahijados así como cada niño que lo desee, unas aportaciones que sirven para engalanar el trono con el que la Purísima sale en su onomástica en procesión del Templo Parroquial de San Onofre de la población en dirección a la Ermita de la que es la Virgen titular.

 

 

 

 

 

 

Hablamos de un cortejo que en el mediodía de este pasado domingo, 8 de diciembre, previa Eucaristía celebrada en la citada Iglesia, contó con el acompañamiento de un significativo número de vecinos así como con la presencia en pleno de integrantes del Equipo de Gobierno Municipal, encabezados por el Alcalde-Presidente del Consistorio Local, José Antonio Fernández Lladó, y del presbítero párroco de San Onofre, Carlos Vicente Molina López. 

 

 

 

 

 

Cabe apuntar que las fuentes históricas datan en el año 1703 las primeras referencias a la devoción a la Purísima en la Villa de Alguazas mencionando los documentos obrantes que ya en ese citado año podía existir la ermita que alberga la imagen de esta advocación mariana, puesto que se conocen donaciones a la Cofradía homónima y activa en esa época.