Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


La Torre Vieja de Alguazas alcanza una cifra récord de visitantes en el último trimestre de 2012

En ese período, cerca de un millar de personas conocieron de primera mano el Museo Etnográfico y las exposiciones de arte y fotografías históricas que alberga esta emblemática fortaleza medieval.

La Torre Vieja de Alguazas, también denominada Torre del Obispo, registró en el último trimestre de este pasado año 2012 lo que se puede considerar una cifra récord de visitantes, establecida en cerca de un millar de personas, en concreto 943, según los datos hechos públicos esta semana por la Concejalía competente de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de la localidad.

 

Bien de forma individual, bien distribuidas en grupos tales como Centros docentes, asociaciones y similares, las personas que acudieron al baluarte medieval alguaceño en el transcurso de los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre de 2012 tuvieron la ocasión de contemplar intramuros del mismo tanto el Museo Etnográfico que reúne un nutrido conjunto de elementos señeros de la historia y costumbres locales y murcianas en general como la Exposición permanente de fotografías de época que, bajo el título de “Una mirada al ayer” y donadas por vecinos de la población, integran un amplio y variado catálogo de imágenes representativas del pasado de la Villa de Alguazas como pueden ser escenas de la vida cotidiana, gentes de la población, eventos significativos, paisajes, lugares, monumentos, etcétera.

 

Entre los cerca de mil visitantes de la Torre Vieja de Alguazas en el último trimestre de 2012 hubo personas de todas las edades y procedencias, ya fueran del propio municipio como del resto de la Región de Murcia destacando en este sentido la presencia de visitas guiadas de escolares, senderistas, alumnos de talleres de empleo de la comarca así como de amantes del arte, estudiosos y eruditos.

 

 

 

 

Por meses, la majestuosa fortaleza, uno de los conjuntos históricos más visitados de la comarca, presentó más afluencia de turistas en Noviembre, con un total de 563, prácticamente más de la mitad del total de visitantes del trimestre objeto de este análisis estadístico. Octubre, con 225 personas, y Diciembre, con 155, completan tres meses de apreciable cúmulo de turistas que contemplaron la majestuosa Torre del Obispo de Alguazas.

 

Cabe señalar que, del 4 de Noviembre al 30 de Diciembre, la segunda planta dedicada a exposiciones temporales el recinto fortificado que desde el año 1985 ostenta junto con el Templo Parroquial de San Onofre de la población la condición de Bien de Interés Cultural, acogió la exposición colectiva “Transbordo/Trans-gótico” integrada por las creaciones en pintura, escultura, fotografía, moda o diseño gráfico de una veintena de artistas de vanguardia murcianos.

 

Como hemos dicho anteriormente esta planta, mirador de la huerta de la Vega Media, dispone de una programación periódica de exposiciones, actualmente se puede visitar “Xauen, la ciudad de la luz”, oleos y acuarelas de Guillermina S. Oro.

 

 

 

 

La Torre Vieja de Alguazas, símbolo de poder señorial y testigo privilegiado de la historia local.


La Torre Vieja de Alguazas se encuentra situada en la pedanía local de El Paraje, a unos dos kilómetros del centro urbano del municipio. La fortificación se asienta sobre una suave elevación del terreno, una pequeña altura que domina la huerta circundante, enclavada estratégicamente en la confluencia de los ríos Mula y Segura.

 

El acceso se puede efectuar desde la autovía que conecta Murcia con la población de Molina de Segura, desde donde parte un camino local que, serpenteando campos y acequias de la huerta (el denominado “Camino de los Beltranes”), conduce, tras unos cuatro kilómetros, a los mismos pies de la torre, que puede visitarse en jornadas de Domingo (excepto el tercero de cada mes), de 11:00 a 13:30 horas y de 15:30 a 18:00 horas.

 

Mucho se ha escrito sobre esta relevante fortificación, vinculada indudablemente al control de un territorio fértil y productivo. En la actualidad se han de establecer los orígenes del torreón hacia el siglo XIV, en el contexto del señorío que el Obispado de Cartagena ejercieron sobre Alguazas. Así pues, contemplamos una fortificación gótica de considerables dimensiones, inscrita en una planta cuadrangular y con unos sólidos muros levantados mediante un potente tapial de argamasa. Desde esta obra se dominó perfectamente el territorio circundante y las explotaciones agropecuarias que salpicaban la huerta, así como las veredas de los ríos Mula y Segura al tiempo que daba seguridad y cobertura a campesinos y pastores. Pero es más, estamos ante una arquitectura que es símbolo de poder del señor sobre sus vasallos.

 

 

 

 

 

AGENDA CULTURA