Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


La Concejalía de Cultura organiza con la colaboración de más de un centenar de vecinos de Alguazas el tradicional Belén Viviente

Bajo la dirección de la Concejalía de Cultura, actores amateurs de la población interpretaron los pasajes de la Natividad del Señor ante un numeroso público en la Plaza del Ayuntamiento de la localidad.

El pueblo entero de Alguazas salió a la calle porque ningún vecino de la localidad quiso perderse un importante acontecimiento. Igual que ellos, el gran número de visitantes que, en la tarde del pasado domingo, 22 de diciembre, se congregaron en la Plaza del Ayuntamiento de la población conocían la historia y también su final, pero no importaba. Era la gran noticia de Alguazas.

 

 

 

 

Con la organización y dirección por parte de la Concejalía de Cultura de nuestro pueblo, más de un centenar de hombres y mujeres, a título individual y/o encuadrados en las diferentes peñas, asociaciones y entidades que vertebran la vida social del municipio, en su condición de artistas amateurs actuaron de forma desinteresada para transformar la Villa de Alguazas del siglo veintiuno en el Belén del siglo primero. Este salto en el tiempo tuvo lugar durante el transcurso del Belén Viviente de la localidad, una de las citas más tradicionales y singulares de la Navidad alguaceña y que, año tras año va creciendo tanto en número de actores aficionados participantes como en espectadores capaces de abarrotar en la anochecida la Plaza del Ayuntamiento y que al término de la representación fueron obsequiados, por cortesía del Consistorio Local, a degustaciones de monas y chocolate caliente.

 

 

 

 

 

Y es que asistieron al Nacimiento de Jesús, en vivo y en directo. Así lo plasmaron los hombres y mujeres que, integrantes de las Peñas, Asociaciones y entidades locales (así como vecinos a nivel particular) “Armonía”, “Amigos de la Torre”, “Báilalo”, “Entre Aguas”, “El Molinico” y “Tropa Romana”, derrocharon una gran calidad interpretativa amén de una cuidada elaboración de vestimentas, escenarios y atrezzo para reproducir fielmente la época histórica que describe el Nuevo Testamento.

 

 

 

 

 

En palabras del Alcalde de Alguazas, José Antonio Fernández Lladó, “es motivo de gran alegría que en este municipio de Alguazas se celebre de esta forma la representación de la Navidad”. Subraya el primer edil que “merece la pena venir aunque sea por ver el gran montaje. Detrás de esto hay mucho esfuerzo, ilusión y dedicación y es que la transformación de la Plaza del Ayuntamiento de Alguazas es total”. Apunta Fernández Lladó que “ello es posible gracias al trabajo de muchos vecinos que trabajan a destajo haciendo que el Belén Viviente sea tanto un sello de distinción de la Navidad alguaceña como un ejemplo de participación ciudadana”.

  

 

 

  

 

Por su parte, Isabel Zamora Palacios, Concejala de Cultura del Consistorio alguaceño, resalta la buena acogida que, año tras año, tiene la representación tanto en la propia localidad como fuera de ella. “Se ha asentado dentro del calendario festivo navideño de Alguazas. De hecho, hay mucha gente de fuera del municipio que viene todos los años a verla”. Resalta Zamora Palacios que “edición tras edición, el Belén Viviente de Alguazas va adquiriendo auge y es tal la incorporación de nuevos actores amateurs a la representación bíblica que se ha ampliado el repertorio de pasajes a interpretar. Resaltar y agradecer el gran trabajo de todos los implicados en la preparación de todo lo concerniete a esta representación, peñas, asociaciones, personas a nivel partícular, personal técnico de la Concejalía de Cultura, Obras y Servicios, etc...”

  

 

 

 

 

El Mercadillo Artesanal, la dulce tradición de la Navidad alguaceña

  

Los preliminares del Belén Viviente de Alguazas lo marcaría, a partir del mediodía de esta citada jornada dominical del 22 de Diciembre y en el mismo entorno de la Plaza del Ayuntamiento, un Mercadillo artesanal muy concurrido de visitantes y de claro carácter navideño a tenor de los artículos colocados a la venta en más de una treintena de puestos que abarcaban un amplio abanico de oficios y técnicas que iban desde las elaboraciones de esparto y vidrio tallado hasta las manualidades o las creaciones en bisutería de todo tipo.