Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


La pintora Guillermina Sánchez Oró dona al Ayuntamiento de Alguazas una de sus obras más significativas

Integrante de la colección "Xauen, ciudad de la luz", el lienzo plasma escenas de la infancia de la artista en tierras del Marruecos más genuino.

El patrimonio artístico del Ayuntamiento de Alguazas se nutre vez tras vez con adquisiciones de trabajos realizados por creadores oriúndos de distintos puntos de la geografía española como pueden ser, por poner un ejemplo ilustrativo, los participantes en las ediciones anuales del prestigioso Concurso Nacional de Pintura al Aire Libre “Villa de Alguazas”, parte de cuyas obras engrosan los fondos públicos de la localidad.

 

 

En una nueva ocasión la Corporación Municipal alguaceña ha sido receptora de una pieza artística, en concreto de una obra de pintura de la creadora nacida en Ceuta pero afincada en nuestra tierra murciana Guillermina Sánchez Oró. El lienzo que la artista ha donado en la mañana de este martes, 10 de diciembre, al Consistorio de Alguazas –en el marco de un acto solemne que ha contado con la presencia tanto del Alcalde de la población, José Antonio Fernández Lladó, como de su Concejala de Cultura, Isabel Zamora Palacios- pertenece a la colección “Xauen, ciudad de la luz” que, plasmando escenas de paisajes, gentes y costumbres del Maruecos más ancestral, estuvo expuesta durante los meses de enero y febrero de este año en la emblemática Torre Vieja de la localidad,  dinámico y constante foco de proyección de la cultura murciana de calidad.

 

 

 

 

Y es que los elementos que conforman el Magreb más genuino son los temas que inspiran las creaciones en óleo y acuarela de Guillermina Sánchez Oró; hablamos de  unos trabajos que, respondiendo a un marcado estilo realista, otorgan a la carrera artística de madurez de esta docente una gran personalidad que se hace patente en innumerables exposiciones individuales y colectivas en las que Guillermina Sánchez Oró ha participado desde hace media década y que han discurrido en escenarios salas tanto de la Región de Murcia como de las provincias de Cuenca y Albacete.

 

 

 

 

 

“Xauen, ciudad de la luz” conforma un conjunto de lienzos que reproducen en sus tonalidades en óleo y acuarela la variada gama cromática de ocres, índigos o azules capaces de definir por sí solos el alma más auténtica del África septentrional y de sus pueblos del desierto, un halo espiritual que, desde tiempo inmemorial, envuelve además el discurrir de una de sus urbes consideradas sagradas y a la vez motivo inexcusable de inspiración, evocación o remembranza de esta creadora que igualmente domina la técnica de la ilustración de libros, revistas y similares publicaciones especializadas.