Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


Un Reglamento Orgánico dotará de mayor agilidad y eficacia la gestión cotidiana del Ayuntamiento de Alguazas

La nueva normativa de funcionamiento del Consistorio ha sido aprobada este 21 de Marzo por el Plenario de la Corporación .

Con los votos a favor del Grupo de Concejales del Partido Popular y la postura contraria de los Ediles socialistas y de la agrupación localista “Unidad por Alguazas”, la Corporación Municipal de Alguazas aprobó en la sesión plenaria ordinaria celebrada en la noche de este pasado Jueves, 21 de Marzo, dotarse de un Reglamento Orgánico que se encargará de normativizar y planificar la gestión y el funcionamiento interno y cotidiano de los diferentes órganos –tanto políticos-representativos como meramente administrativos y de asesoramiento- que integran el Ayuntamiento local.

 

 

La aprobación inicial de este Reglamento Orgánico, estructurado en 45 artículos y sometido además a un período de treinta días de información pública y audiencia de los interesados previa a su vigencia definitiva, supone un gran paso para el Consistorio alguaceño a la hora de mejorar la vida municipal por lo que ofrece de mayor agilidad y eficacia en el día a día de su labor de servicio a los vecinos de la población.

 

 

En palabras del Alcalde alguaceño, José Antonio Fernández  Lladó, “esta nueva normativa que regirá el funcionamiento del Ayuntamiento trae consigo una despolitización de la gestión municipal ya que el Pleno se configura como un órgano de control de la actividad política consistorial así como un foro de debate de las grandes decisiones políticas que competen a esta localidad”.

 

 

 

 

 

Con este Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Alguazas se ponen en valor los principios de eficiencia y eficacia que debe regir la gestión de los recursos públicos quedando asimismo la actividad municipal claramente diferenciada entre el ámbito político, atribuido al Alcalde y los Concejales, fundamentalmente a través del Pleno, al cual se le atribuyen unos cometidos de control, legislación y aprobación presupuestaria, remitiendo las actuaciones de mera gestión administrativa (licencias contratos, sanciones, etcétera) a la Junta de Gobierno Local. Además se refuerzan, regulan y someten a procedimiento la figura de las enmiendas, votos particulares, mociones, ruegos y preguntas.

 

Para un mejor seguimiento por parte de la ciudadanía se regulan los tiempos, turnos y mecanismos de intervención de los Concejales en las sesiones plenarias.

 

 

 

 

 

Por lo que respecta a los órganos de gobierno y representación política en que se estructura el Ayuntamiento de Alguazas, este recién aprobado Reglamento Municipal especifica el Pleno del Ayuntamiento, el Alcalde, la Junta de Gobierno Local, los Tenientes de Alcalde, los Concejales Delegados de Área, las Comisiones Informativas, la Comisión Especial de Cuentas y la Junta de Portavoces mientras que las Áreas de Gestión se integran en el ámbito de la actividad administrativa del Consistorio.

 

Especial tratamiento concede el Reglamento Orgánico a la naturaleza de los Concejales Delegados de Área, detallando asimismo sus atribuciones.

 

La estructura representativa de los Ediles que configuran la Corporación Municipal se articula a través de la figura de los Grupos políticos, intentñandose limitar la existencia del “transfuguismo” creando a tal efecto la situación de Concejales “no adscritos”.

 

 

 

 

 

Con la intención de reforzar las relaciones institucionales entre los Grupos políticos y para lograr los consensos mínimos de funcionamiento se oficializa y dota de capacidad de la Junta de Portavoces, compuesta por el Alcalde y los representantes de cada uno de los partidos con presencia en la Corporación Municipal.  

 

Con este Reglamento Orgánico el Ayuntamiento de Alguazas se procede a dotar de un estatuto específico a los representantes de los vecinos de la localidad, integrado por un conjunto de derechos y deberes que posibiliten el desarrollo de sus funciones de gobierno y oposición, dignificando ésta y regulando los diversos mecanismos de participación y representatividad.