Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


La Torre Vieja de Alguazas acoge en sus muros las gentes, costumbres y paisajes del Marruecos más ancestral

En una exposición de óleos y acuarelas de la pintora autodidacta Guillermina Sánchez Oró que se mostrará del 13 de Enero al 23 de Febrero.

Los paisajes, costumbres y gentes del Marruecos más auténtico son los temas que inspiran las creaciones en óleo y acuarela de la pintora autodidacta Guillermina Sánchez Oró. Reflejos asimismo de su niñez transcurrida en las tierras septentrionales del país alauí, en concreto en la ciudad de Xauen, los motivos pictóricos que incorpora en sus cuadros esta maestra nacida en Ceuta pero afincada en Murcia responden a un marcado estilo realista que otorgan a su carrera artística de madurez una gran personalidad visible en las innumerables exposiciones individuales y colectivas en las que Guillermina Sánchez Oró ha participado desde hace media década y que han discurrido en escenarios salas tanto de la Región de Murcia como de las provincias de Cuenca y Albacete.

 

 

 

 

En este sentido, bajo los auspicios de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alguazas, la emblemática Torre Vieja de la localidad ofrecerá también a vecinos y visitantes la posibilidad de contemplar el arte personalísimo de esta pintora hecha a sí misma. De esta forma, los muros de la fortaleza medieval alguaceña mostrará del 13 de Enero al 23 de Febrero –en jornadas de Domingo, de 11 a 13:30 horas y de 15:30 a 18 horas- una nueva exposición de Guillermina Sánchez Oró que, bajo el título “Xauen, la Ciudad de la Luz”, se hallará compuesta por un rico conjunto de lienzos que reproducen en sus tonalidades en óleo y acuarela la variada gama cromática de ocres, índigos o azules capaces de definir por sí solos el alma más ancestral del Magreb y de sus pueblos del desierto, un halo espiritual que, desde tiempo inmemorial, envuelve además el discurrir de una urbe considerada sagrada y a la vez motivo inexcusable de inspiración, evocación o remembranza de esta creadora y docente que igualmente domina la técnica de la ilustración de libros, revistas y similares publicaciones especializadas.