Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Ley de cookies
Ayuntamiento de Alguazas


Josefa López Cárceles, se estrenó esta Semana Santa como presidenta de los "Armaos" de Alguazas

El periódico La Verdad publica una entrevista con la presidenta de la tropa romana

Tras cinco años perteneciendo a la tropa romana, Josefa López Cárceles, más conocida por sus allegados como Paqui, se ha estrenado este año como presidenta de los “Armaos” de Alguazas. Esta ha sido su primera Semana Santa al frente de la tropa romana que tradicionalmente custodia la imaginería religiosa que representa la Pasión y Muerte de Jesucristo.

 

Del papel de los “Armaos” en la Semana Santa alguaceña, que llevan 220 años participando en los cortejos del municipio, de su historia y curiosidades habló Paqui con el periodista Manuel Herrero, del periódico La Verdad, en una entrevista publicada en este diario el pasado 6 de abril.

 

 

 

La presidenta de la tropa romana habló sobre los componentes de la tropa, formada veinte personas, y del peculiar atuendo con el que se visten que esta compuesto por sandalias de cuero, túnica blanca bordada en rojo, la coraza de cuero en el pecho, adornos dorados, capa roja y casco romano con plumas, característico de las históricas legiones.

 

En 1792 fue el año en el se tiene constancia de la existencia de 'los Armaos' por primera vez, según Paqui, quien cuenta, que fue esta tropa que custodió a San Onofre, patrón de Alguazas desde la margen derecha del río Segura hasta la iglesia parroquial.

 

Durante la Semana Santa alguaceña es habitual ver a los “Armaos” en todas las procesiones. El día de Viernes Santo participan en dos ocasiones, durante la bajada del Santo Sepulcro y en la procesión del Santo Entierro. Hasta mediados del pasado siglo custodiaban al Cristo Yacente, por turnos durante toda la noche del Viernes Santo.

 

 

 

La presidenta de la tropa explicó la forma de desfilar, que se caracteriza por la división de la tropa en dos filas y la realización del  tradicional  “Caracolillo”, una forma de desfilar ante el trono antes de entrar a la iglesia.

 

El “Caracolillo” consiste en que a toque de tambor los “Armaos” van girando en torno al trono, hasta quedar todos junto a él, simulando la línea que tiene el caracol sobre su caparazón. La imagen siempre permanece en el centro ante el portón de la iglesia y el público realiza un gran círculo a su alrededor. La tropa se sitúa en el centro y van cerrando poco a poco el círculo hasta que todos juntos rodean la imagen. Una  finalizado el homenaje, que es distinto para cada imagen, vuelven de nuevo hacia atrás sobre sus pasos.

 

Paqui también explico que a los cristos se les hace reverencia, al igual que a la Virgen, pero con la rodilla derecha al suelo, y se les saluda con la mano derecha,  quedando la pica en la mano izquierda y señalo que siempre actúan al unísono, al toque de tambor. Además, a San Juan se le hace el mismo homenaje que a la Dolorosa pero la lanza que portan sobre el hombro derecho la dirigen hacia delante  y la cruzan con el compañero.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

AGENDA SEMANA SANTA